¿Por qué confiar en una empresa de eventos con trayectoria?

Globos. Empresa de organización de eventos y congresos.Ante las preguntas de cómo se organiza, llamemos a una empresa de eventos e congresos profesional

¿Hay que pedir permisos? ¿Quién se encarga de llamar a los invitados? ¿En dónde sentamos a cada uno? ¿Cómo salimos en el periódico? ¿Ponemos a nuestra sobrina Lourdes de azafata? ¿Seguro que reciclar una sábana para que sirva de pancarta en la mesa presidencial es una buena idea?

Cuando un particular, una empresa o una institución se plantea el organizar un evento rápidamente se encuentra con muchas preguntas y con cuestiones que no se esperaba.

Y ahí entra(mos) los profesionales. Porque el mundo de los eventos y congresos es más complicado de lo que parece.

Con una empresa de eventos y congresos integral tienes la garantía de que tu congreso va a salir adelante del mejor modo.

Pero seguro que una empresa de eventos es cara…

Ahí está la frase maldita, la que provoca que muchas personas que lo necesitan no busquen una empresa de eventos y congresos de garantías. A ellas solo podemos decirles: sentarnos, hablar de vuestras necesidades y preparar un presupuesto que puede tener varias versiones… es gratis.

Ojo, el trato habitual con proveedores permite conseguir mejores tarifas de las que se ofrecen a los particulares o consumidores puntuales, y ese ahorro puede ser muy importante.

Después de muchos años trabajando, se consigue hacer posible lo imposible.

De igual modo, el contar con un gabinete de comunicación reforzando nuestro evento beneficia la repercusión en la prensa y a través de las redes sociales.

El retorno en imagen pública es importante o, en otras palabras, ya que lo hacemos… ¡que se sepa!

Además, una empresa de eventos consolidada asegura la disponibilidad de habitaciones en los mejores hoteles, el cumplimiento de plazos en la entrega de los distintos materiales, personal auxiliar y azafatas de garantías… Y, en general, la agilidad para solucionar problemas de alguien que ya se ha enfrentado a situaciones parecidas antes.

El diablo, como casi siempre, está en los detalles.

En Trevisani llevamos lidiando con ellos desde hace más de 20 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *